jueves, 11 de septiembre de 2008

REBECCA... una historia fascinante.

















"Anoche soñé que volvía a Manderley..."




Así comienza la novela, así comienza la versión cinematográfica, así comienza el musical... y así comienza este artículo.



Uno de los mejores y más contundentes comienzos, toda una obra maestra, que, a pesar de su brevedad, consigue atrapar al lector-espectador en una magnífica historia de la que dificilmente logrará escapar.



Coincido con la opinión de una blogera, cuyo artículo leí hace poco por internet, que decía: "Yo, si alguna vez escribiese una novela, me gustaría poder escribir un principio como este"



Realmente tratar de explicar Rebecca en este pequeño artículo es algo pretencioso. Todo lo que se pueda decir es poco y nada reflejaría lo que realmente supone y aporta esta obra. Por eso, desde estas páginas, quiero animaros a que, si no lo habeis hecho ya, leais el libro o visioneis la película y entendereis, entonces por qué fascina tanto esta historia. No obstante quiero dejar, aquí, unas pequeñas pautas para suscitar la curiosidad de algunos, recordar la obra con otros y rendir un personal homenaje a una de mis historias de ficción favoritas.










LA NOVELA (Argumento)



Daphne du Maurier (1907 - 1987) fue una novelista británica que se convirtió en una de las musas del genial director de cine Alfred Hitchcok, el cual, se encargó de versionar e inmortalizar cinematográficamente algunas de sus historias: La Posada de Jamaica, Los Pájaros y Rebecca



Rebecca se trata, sin duda, de su obra maestra.



El argumento, inicialmente parece sencillo y muy recurrido:



Dama de compañia de Señora de la Alta Sociedad que, accidentalmente, conoce a Cotizado y Atractivo Viudo Multimillonario, se enamoran, se casan y se marchan a vivir, en la Mansión de él, lo que se supone que debería ser una maravillosa e idílica vida.



Pero las cosas no salen como se esperaba que lo hiciesen.



La Mansión oculta un oscuro y misterioso secreto que envuelve a todos los personajes y los llevará, a medida que vayan descubriéndolo, poco a poco y sin ninguna opción de salvación a un dramático y trágico final.



Una curiosidad de esta novela es que la protagonista de la obra no tiene nombre. Tanto la autora como los distintos personajes se refieran a ella de distintas formas, generalmente, Señora de Winter (apellido del esposo)



Rebecca es el nombre de la primera esposa del Señor de Winter y no es un personaje de la novela. No aparece en ningún momento. En esto reside parte de la genialidad y originalidad de la obra, ya que a pesar de no existir es la que realmente mueve los hilos y los destinos de los personajes... ella está por encima de todos... tanto, que, incluso, es la que da nombre a la novela.



Destacados son, además los personajes de Miss Danvers, la malvada Ama de Llaves que custodia y pretende mantener vivo en la mansión el espíritu de su primera Señora y el de Manderley, la casa, la Gran Mansión, que actua en la novela como si de un personaje más se tratara.



A principio de la década de los 90, la tambien británica, Susan Hill de atrevió a escribir la continuación de la historia en su novela La Señora de Winter aunque pasó a la historia de la literatura con más pena que gloria... y es que le faltaba toda la genialidad de la obra original, en todo caso ahí queda para curiosos.














LA PELICULA



En 1940 Alfred Hitchcock presenta una de sus obras maestras: REBECCA, basada en la novela de Daphne du Maurier. La película ganó dos Oscars (mejor película y mejor fotografía) y se convirtió en todo un exito de taquilla, público y crítica.



No podía ser de otra forma. Una buena historia impregnada con la magia y el toque magistral de un maestro del cine tenía que acabar convertida en una auténtica joya del celuloide.



En el magnífico reparto destacaban Laurence Olivier, Joan Fontaine y Judith Anderson en los papeles protagonistas.














EL MUSICAL



La última versión de la obra de du Maurier ha venido en alemán y en forma de musical.



Fiel a la obra original, está batiendo records de taquilla en Alemania y ya han comenzado a hacerse versiones y representaciones en otros idiomas. Esperemos que pronto le toque el turno al castellano.



Y como una imagen vale más que mil palabras aquí os dejo, para terminar e ilustrar este artículo, unos videos para que disfruteis de la versión musical de Rebecca.



Tema principal de la obra (1ª parte)






Tema principal de la obra (2ª parte-reprise)






Resumen del musical teatral.




2 comentarios:

Caracole dijo...

Y tan fascinante. Gracias por el artículo, no sabía que habían escrito una segunda parte, aunque la verdad es que no me emociona leerla. Como la primera ninguna, y como la Du Marier tampoco xD.
La primera vez que ví la película fue por casualidad, en esa época no me daba por las pelis tan antiguas, pero en cuanto la ví, me enganché a Hitchcock, a Du Marier y a esos actores maravillosos de la época.

JOAN dijo...

Yo en su día cuando me enteré que existía la segunda parte fui corriendo a la libreria y me compre el libro... qué decepción... así que no te molestes en leerla o si lo haces, por simple curiosidad, no te esperes gran cosa no aporta nada a la historia.
A mí me ocurrió lo mismo qu ea tí, creo que debió ser de las primeras películas en blanco y negro que logró fascinarme, le ocurre como a Psicosis, son como demasiado "modernas" para ser en blanco y negro ¿verdad?

BESOS